El hado

Era y es comodo el lugar

En el que nací y me crié.

Por algo debí merecer

Tal lujosa casualidad.

.

Mas si lo hice no recuerdo,

¿Cómo fue el primer cuarteto?

No pedí, ni me es menester,

Lo tuve, y sólo me adapté.

.

Pero hogaño me doy cuenta,

Que la felicidad real,

Está en llegar a los ochenta

Y poder mirar hacia atrás.

.

Unas metas alcanzadas,

Un “nuestro” en nuestros sucesos

Un trabajo en mis esfuerzos

Un colchón y una morada.

.

Porque donde existe un “antes”,

Siempre persiste un futuro.

Ya sea de alegría o luto

Ya sea el pasado o futuro.

.

Soy ambicioso y soñador

Lo que tengo no lo quiero

Si no soy merecedor de ello.

Xavi Roca Ticó © ®

1. X. 2013

Anuncios

4 Respuestas a “El hado

  1. Excelente, sólo a los dioses les está concedido labrar la trama de nuestros destinos, somos libres, pero al voluntad de los dioses en forma de designio o destino es irrevocable… Saludos, Aquileana 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s